miércoles, 12 de febrero de 2020

HAIR LOVE

Hair love es un corto de animación ganador del Óscar 2020 que cuenta la historia de un padre que está aprendiendo a peinar a su hija por primera vez.

Difícil no emocionarse con el cortometraje de animación ganador del Óscar 2020. Una pieza de poco más de seis minutos que es un disparo directo al lacrimal. En ese tiempo, el director y guionista Matthew A. Cherry contruye un relato cargado de ternura y sensibilidad que cierra con un golpe emotivo del que es difícil escapar sin el corazón encogido.


martes, 4 de febrero de 2020

ALGUNOS CONSEJOS ANTES DE ESTUDIAR

Uno de los puntos clave es la implicación de los padres y las madres. Que los niños vean una participación por parte de sus mayores hace que valoren la importancia de tener una constancia en el hábito de estudio. Mandar a los pequeños a su habitación a estudiar sin saber realmente qué pasa por sus mentes o en qué se emplea este tiempo no ayuda ni fomenta un hábito de estudio práctico. Implicarse en la educación de los niños es fundamental.
avanzacentroestudios
Lo más aconsejable es optimizar el tiempo. De nada sirve pasar horas muertas frente a un libro o unos apuntes, por estar más horas frente a ellos no se va a aprender más. Es mejor estudiar en períodos cortos con descansos y repasar la información aprendida, y parar en cuanto el rendimiento decaiga.
Se recomienda primero estudiar y después hacer los deberes. De este modo el cerebro está más activo ya que no arrastra el cansancio que genera realizar deberes de múltiples asignaturas.
Si las actividades extraescolares u otros compromisos lo permiten, es recomendable tener constancia en el estudio y no estudiar únicamente los días previos a un examen. De este modo es un repaso que sirve para familiarizarse con los conceptos y que los días previos al examen todo sea mucho más fácil de aprender.
También es importante intentar estudiar siempre a la misma hora, sobre todo no empezar más tarde de las 7 de la tarde. Los niños y niñas se levantan temprano, pasan todo el día en el colegio y quizá incluso tengan alguna actividad después, por lo que el cansancio al llegar a casa apaga las pocas fuerzas que quedan para estudiar.
Por último, es óptimo realizar una planificación de horarios. Las actividades extraescolares, cumpleaños, deberes, exámenes… todas estas tareas quitan mucho tiempo a lo largo de la tarde y el fin de semana, por lo que es recomendable realizar una planificación de horarios  realista distribuyendo las tareas de manera efectiva y sabiendo que se va a cumplir.

jueves, 9 de enero de 2020

MOTIVACIÓN PARA ESTUDIAR (9 CONSEJOS)


1) Ser curioso en el tema que estás estudiando.
Cuando estás interesado en el tema que estás estudiando las cosas se vuelven mucho más fáciles. Averigua cómo se puede aplicar en la vida lo que estás estudiando. Hay muchas maneras de hacer un tema interesante cuando adoptas una actitud curiosa.
Despertando la curiosidad innata que hay en ti podrás estudiar cualquier cosa. Sólo hay que hacer un esfuerzo inicial para despertar esa curiosidad.

recursosdeautoayuda.com

2) Establece un horario de estudio en el momento adecuado.
Establecer un horario de estudio diario. Es bueno para planear tu día con antelación. Establece un tiempo específico para estudiar y un tiempo para jugar o relajarte. Puedes estar estudiando duro ahora, pero sabes que más tarde estarás disfrutando.
Un consejo: siempre pon el estudio en primer lugar cuando planifiques tu día. Si piensas que deberías ver la televisión o relajarte un poco antes de estudiar estás cometiendo un gran error. Esto sólo hará más difícil que puedas comenzar a estudiar. El primer paso es siempre el más difícil.
También a la hora de establecer horarios de estudio es bueno programar tu tiempo de estudio en el momento del día en el que haya menos distracciones. También es bueno elegir el momento en el que estás en tu estado mental óptimo para estudiar.

3) Empezando a estudiar: el reto de los 5 minutos.
La parte más difícil es empezar. El primer paso es siempre el más duro. Después de este primer esfuerzo todo se te hará más fácil. Esto se debe a que una vez que tienes el impulso es fácil para mantener la marcha.
Este consejo-motivación para estudiar duro puede ayudarte a empezar. Esto es lo que puedes hacer: siempre que no estés motivado para empezar a estudiar, plantéate estudiar durante 5 minutos. Eso es todo, sólo 5 minutos. Piensa que vas a estar estudiando seriamente durante 5 minutos y luego te detendrás.
Por lo general, después de los 5 minutos querrás seguir estudiando más. Sí, es cierto. Es un truco. La clave aquí es asegurarse de que durante esos 5 minutos vas a estudiar al 100%. No soñando o distrayéndote con otras cosas.

4) Parada y arranque en la parte más interesante.
Al tener que parar para descansar, comer u otras actividades, puedes hacerlo en la parte más interesante o agradable de tu estudio. De esta manera, será mucho más fácil empezar cuando decidas estudiar más adelante.

5) Elimina las distracciones de tu entorno.
Obviamente esto es muy importante para tu estudio. Si tienes cerca la TV, el teléfono, el ordenador, revistas, etc. cerca de ti fácilmente podrás sucumbir a la tentación de dejar tus libros a un lado.

6) Antes de ponerte a estudiar entra en un estado fuerte de motivación.
Tómate 5 minutos antes de empezar a estudiar para lograr el estado mental adecuado. Apaga cualquier tipo de música, siéntate, aclara tu mente y respira profundamente. Repite alguna frase que te motive o haz algunas visualizaciones y medita sobre tus futuros logros. Visualízate feliz estudiando.

7) Establece un área de estudio que sea lo más favorable posible.
El medio ambiente puede jugar un papel importante en la motivación para el estudio. Imagina que estás estudiando en una habitación con poca luz, caliente y con música a alto volumen. O, en una habitación tranquila y luminosa, con la temperatura adecuada y buena ventilación. ¿Qué ambiente te haría sentirte más motivado para estudiar?

8) Establece objetivos.
El establecimiento de objetivos te dará más motivación. El sentido de la satisfacción del logro es también una buena inyección de confianza.
Establece metas tales como cuántas secciones o capítulos planeas estudiar en un plazo de tiempo.

9) Concédete un premio.
Por último, recompénsate de inmediato por el trabajo bien hecho. No necesita ser algo importante, sólo cosas simples como disfrutar de una copa de helado, ver tu programa favorito de televisión o llamar a los amigos para charlar. Por supuesto, también concédete grandes recompensas cuando alcances logros importantes.


martes, 12 de noviembre de 2019

REGALOS EN NAVIDAD. ¿CUÁNDO ES DEMASIADO?

Regalos y más regalos. La navidad es una fecha que está directamente relacionada con los regalos y las vacaciones. Apenas pasan doce días entre Navidad y Reyes. Esta concentración de regalos en dos días es algo que se considera contraproducente. Cada vez más familias son conscientes e intentan establecer límites. Todos deberíamos estar de acuerdo en que es demasiado que un niño reciba ocho juguetes cada año en una sola noche.  Es algo que se repite en muchos hogares la mañana de Navidad y la del día de los Reyes Magos. Niños que despiertan para abrir un paquete tras otro aún en pijama, que van de paseo por distintas casas recibiendo más, que vuelven con tantos regalos que ni siquiera recuerdan bien todo lo que han recibido y en qué casa.
jostari.com
En muchas ocasiones estos niños reciben demasiados regalos por distintos motivos: para suplir el tiempo que no podemos dedicarles, como muestras de afecto mal entendidas, para darles lo que en su infancia no tuvieron…
Esta concentración es algo que los expertos consideran contraproducente. Los niños pierden la ilusión del regalo. Al tener de todo, no valoran nunca nada. Esto hace que para ellos nunca nada sea suficiente. Cuando tiene prácticamente todo lo que ha pedido le estamos dando un mensaje antinatural.  No va a haber nadie que cubra siempre sus expectativas como ahora sus padres y, cuando obtenga negativas va a entrar en un conflicto. La sociedad o la naturaleza en el futuro no le va a poder dar todo. Va a ser un niño lleno de insatisfacciones. Y nunca tendrá motivación suficiente para alcanzar sus metas.
 Familias con límites 
Por todos estos motivos anteriormente citados, cada vez hay más familias que tratan de imponer una serie de reglas para conseguir no caer en la sobreabundancia de regalos. Algunas de las normas establecidas en algunos hogares son las siguientes:
  • Los niños solo pueden recibir dos regalos por cada evento gordo, el 25 de diciembre y en Reyes.
  • En la propia casa del niño no se le regala nada. Así, cuando se levantan tienen la ilusión de ir a casa de los abuelos a ver qué han traído.
  • Hacer regalos comunes. Regalos entre todos los tíos, regalos entre los primos… De esta forma se gastará menos dinero por persona y el niño no tendrá demasiados regalos.
  • Regalar algo relacionado con la práctica deportiva.
  • Hacer un regalo solidario. El niño tiene que pedir en su carta algo que irá donado a alguna ONG. Le explicamos que es un favor que pedimos a los reyes o a Papá Noel, ellos entregarán ese juguete a un niño que no tiene nuestra suerte.
  • Regalar una actividad familiar, algo que no es material y es una sorpresa, y que es lo que más ilusión les hace.
  • Siempre tiene que caer algún libro.
  • Que haya un regalo que no sea lo esperado por los niños.
  • Guardar regalos y sacarlos a lo largo del año. Poner límites a un abuelo a veces es muy difícil. En estos casos, lo mejor es dosificarlos.
Es importante entender que no hay obligación de satisfacerlo todo, tampoco de traer solo lo que hay en la lista.  Estas fechas son oportunidades maravillosas para educar en valores.

 ¿Cuántos regalos debe recibir un niño en Navidad?

Expertos en psicología infantil aconsejan que cada niño no reciba más de cuatro regalos por Navidad. Los pequeños piden absolutamente todo lo que ven en los anuncios y los mayores también hacemos “locuras” regalándoles más de lo conveniente. Los pequeños deben recibir un máximo de cuatro regalos.
Los adultos compran y compran juguetes que luego los niños desenvuelven sin darle valor a ninguno. Incluso a veces les divierte más jugar con las cajas y los papeles de regalo que con el juguete que contienen.
En su mayoría son juguetes que al poco tiempo terminan olvidados en algún rincón o en el fondo del baúl de los juguetes. O bien porque no ha cumplido las expectativas, porque se ha estropeado a los dos días, o simplemente porque entre tantos juguetes, quedan olvidados.
Es una buena idea poner un poco de sensatez a los regalos de Navidad. Por un lado, porque se limita la cantidad a un máximo de cuatro regalos. Y por el otro, por el uso que se le da a los regalos, que no siempre tienen que ser juguetes. Los niños también necesitan ropa para vestirse, o tal vez una mochila para el cole o un estuche nuevo, y la Navidad es una buena oportunidad para reponerlos.
 La regla de los cuatro regalos:
  • Algo para usar
    • Los niños crecen muy rápido y necesitan renovar el armario con frecuencia. Aunque recibir una prenda, unas zapatillas o una bufanda tal vez a algunos no les hace demasiada gracia, puede convertirse en un regalo ilusionante si elegís lo que más les gusta.
  • Algo para leer
    • Tanto para cumpleaños como para navidades, con un libro siempre aciertas. Los libros les abren la puerta a la fantasía y a un mundo ilimitado de posibilidades. Sin duda, les enriquecen más que un juguete.
  • Algo que deseen
    • Los niños tienen la ilusión de recibir todo lo que han pedido en sus cartas, pero es importante ser medidos en este punto. Hacerlos que elijan uno, el que más desean, les ayudará a ser más selectivos. Recibir muchos regalos no beneficia a los niños, si se les regala todo lo que piden acaban perdiendo el valor de lo que tienen.
  • Algo que necesiten
    • Los niños están acostumbrados a que papá y mamá les compren todo lo que necesitan para su día a día. Incluir algunos de estos artículos en sus cartas para Papá Noel o los Reyes Magos, es una buena manera de enseñarles a valorar esas pequeñas cosas. Ya sean útiles escolares, productos de aseo, algún artículo para sus actividades extraescolares o, por qué no, ese instrumento musical que les gustaría aprender a tocar.
TOMADO DE: https://www.jostari.com/regalos-en-navidad-cuando-es-demasiado/

viernes, 20 de septiembre de 2019

EL SÍNDROME DEL EMPERADOR O DEL NIÑO TIRANO


Los niños tiranos cada vez son más frecuentes en nuestras sociedades. La relajación de las costumbres y la pérdida de autoridad de los padres, profesores y otras figuras promueve que, cada vez, sea más difícil establecer límites a los más jóvenes.
lamenteesmaravillosa.com

Cada vez es más frecuente ver a niños pequeños desafiando a sus padres y a otras figuras de autoridad. Lo preocupante es que estas actitudes parecen ir in crescendo hasta el punto de que existen padres maltratados por sus hijos. Hablamos del síndrome del emperador, del niño tirano o del niño rey.

Lo que más llama la atención es que cuantas más actitudes tiranas manifiesta el niño o niña, mayor es el esfuerzo que el adulto de referencia hace por complacerlo. Un adulto desbordado ante las exigencias de su hijo que acaba sintiéndose culpable por no lograr satisfacer sus deseos. 

Características del síndrome del emperador

  • Percepción exagerada de lo que le corresponde. No pide, exige. Hasta el punto de no sentirse satisfecho con nada. Cuando consigue lo quiere, vuelve a querer más cosas
  • Baja tolerancia a la frustración, aburrimiento o negación ante aquello que han solicitado. En estos casos, responde con rabietas, ira, insultos o violencia delante de familia y amistades. No importa si el lugar es público
  • Presenta pocas estrategias para resolver problemas por sí mismo. Está acostumbrado a que se los resuelvan
  • Su egocentrismo le hace creer firmemente que el mundo gira alrededor de él
  • Siempre encuentra justificación para sus conductas. Además, culpabiliza a otros de las mismas
  • No empatiza. Por tanto, no siente remordimientos cuando grita, amenaza o agrede físicamente
  • Discute las normas y los castigos con sus padres, aquellos a quienes llama malos o injustos. Este aspecto le beneficia, ya que consigue que se sientan mal y cedan de nuevo
  • No responde bien ante figuras de autoridad o normas sociales
  • Tiene baja autoestima pero esta es enmascarada con sus conductas tiránicas

¿Cómo se construye el síndrome del emperador?

Como comentábamos al principio, cada vez es más frecuente encontrarnos con niños de este tipo. Pero, ¿a qué se debe el aumento de este fenómeno? Además de la existencia de una predisposición genética, parece que la responsabilidad recae principalmente en dos aspectos: un estilo educativo permisivo y la influencia de la sociedad actual.

La falta de límites claros hace creer a los niños, de forma errónea, que tienen derecho a hacer lo que quieran en el momento que deseen. Dentro de ese derecho, no son conscientes de que las recompensas requieren un esfuerzo. Y que, además, deben respetar a los demás.

Por otro lado, no podemos obviar la influencia de la sociedad consumista e individualista en la que estamos inmersos actualmente. Por otra parte, la jornada laboral que la mayoría de los padres tienen repercute en el tiempo que pueden dedicar a sus hijos.

¿Cómo evitar el síndrome del emperador?: Un niño sano necesita tener unos límites claros

Si aunamos todos estos factores, podemos barajar la hipótesis de que los más pequeños se acostumbran a no valorar las cosas y a primar sus deseos inmediatos por encima de todo. Así mismo, los padres acaban también por frustrarse. Hagan lo que hagan su hijo no estará saciado de atención.

Para educar a niños fuertes, sanos e inteligentes emocionalmente es preciso poner límites claros desde el principio. Es esencial que los niños experimenten cierto grado de frustración, para que puedan comprender que el mundo requiere de esfuerzo y respeto hacia los demás.

Dejar que el mundo gire alrededor de ellos les hace un flaco favor. Un niño que no ha experimentado frustración, es un niño más vulnerable. En un futuro, tendrá muchas dificultades para afrontar situaciones y solucionar problemas. Descubrirá que la vida no está hecha a su medida, ni todo es como le gustaría.