viernes, 22 de septiembre de 2017

Horario de estudio en casa



¿Cómo hacer un horario de estudio en casa?

Tener hábitos de estudio constantes y saber planificar el tiempo y las tareas que cada día tienes que realizar en casa, a veces puede suponer un gran reto. Para ayudarte en esa labor, en esta entrada vamos a enseñarte a hacer un horario de estudio en casa, con el objetivo de que aprendas a gestionar tu tiempo de forma más eficiente y seas capaz de rendir al máximo en tus estudios.
La elaboración de un horario de estudio, puede servirte de mucha ayuda si no eres constante en tu trabajo diario y aún no has adquirido un hábito y un compromiso de trabajo. Tener un horario de estudio en casa te servirá para organizar y gestionar tu tiempo libre, reservando el tiempo diario que necesitas para la realización de tareas y el estudio.
Dedica un tiempo a pensar sobre lo siguiente:
  • Actividades que realizas durante tu tiempo libre.
  • Tiempo diario que necesitas para estudiar y realizar tus tareas.
Completar el horario:
  • Elige un color diferente para cada actividad: Ejemplo: Rojo – Estudiar; Verde – Academia de Inglés; Azul – Deporte.
  • Aquellas actividades con horario establecido, ubícalas en su horario correspondiente.
  • Decide a qué horas vas a estudiar / realizar tareas cada día y escríbelas en tu horario de estudio.
Uno de los aspectos más importantes a la hora de elaborar un horario de estudio en casa es que lo hagas tú mismo y te comprometas a cumplir con él. Al igual que cuando llega la hora de ir a clase, te preparas para ir. Cuando llegue el momento de ponerse a estudiar o realizar tareas, prepárate para ello, cumple con tu horario y sé responsable a la hora de adquirir el hábito.
Cosas a tener en cuenta:
  • Responsabilidad.
  • Compromiso a la hora de cumplirlo.
  • Sé realista a la hora de elaborarlo.
  • Dispón del tiempo necesario para realizar las tareas. No te quedes corto a la hora de reservar tus horas de estudio y no sobrecargues la semana con demasiadas actividades “extras”.
  • Date pequeñas recompensas cuando consigas cumplir con tu horario y tareas cada semana.
  • Tenlo al alcance de la vista: Corcho en la pared, escritorio, en el calendario de tu smartphone, etc.

viernes, 15 de septiembre de 2017

9 claves para que tu hijo aprenda a tolerar la frustración

Si queremos que nuestro hijo madure y llegue a convertirse en un adulto feliz es necesario que a lo largo de la vida aprenda a tolerar y superar la frustración. Debemos entender la vida como un largo camino en el que nos encontraremos con muchas alegrías y satisfacciones pero al mismo tiempo aparecerán obstáculos que nos producirán pequeñas (o no tan pequeñas) frustraciones que tenemos que afrontar y superar. La vida nos va enseñando que debemos aprender a gestionar tanto lo bueno como lo malo. Todo es un aprendizaje...


Los padres no podemos ni debemos llevar a cabo ningún tipo de acción encaminada a "librar" a nuestros hijos del sufrimiento o insatisfacción que todo esto le va a producir. Debemos enseñarles cómo se aceptan las frustraciones (no todo lo que uno hace sale bien) y cómo se resuelven.

9 claves para que nuestro hijo aprenda a tolerar la frustración

1. El niño debe aprender que "NO" es una palabra más y que la va a escuchar muchas veces en su vida (por parte de muchas personas).

2. Debemos hacerle ver que todo es pasajero y que hay que tener paciencia poniendo el foco en el esfuerzo para superar cualquier obstáculo. Debemos enseñarle a aceptar los problemas como retos.

3. El niño debe aprender que no siempre se gana, no siempre puede ser el primero. Reforcemos su autoestima (ha de ser equilibrada). 

4. Han de aprender que deben alejarse del victimismo y no recrearse en los problemas.

5. El niño debe aprender que a pesar de no ganar y no ser el primero su esfuerzo le ayudará a crecer y mejorar. Ha de aprender a convivir con algunos fracasos ya que esto les permitirá aprender de la experiencia.

6. Debemos fomentar el sentido del humor y optimismo (como medio para relativizar los problemas). Eduquemos con nuestro ejemplo.

7. Es muy importante que aprenda a expresar sus emociones (todas son importantes).

8. Debe aprender que los demás no estamos ahí para "resolverle los problemas" que le presenta la vida pero es importante que aprenda a saber pedir ayuda cuando lo necesite.

9. Es importante que aprenda a "aplazar la recompensa". No puede obtener siempre una gratificación inmediata.
 
AUTOR: Óscar González

martes, 5 de septiembre de 2017

Cómo lograr que los niños recuperen la rutina de sueño después de las vacaciones


Tras el verano los pequeños tiene los horarios un poco cambiados  

Ya está aquí septiembre y algunos colegios comienzan a abrir sus puertas de par en par. Después de tres meses de llevar horarios más relajados, los niños tienen que volver a la rutina y a los madrugones.
En estos momentos parece un poco difícil, por la noche no tienen sueño y por la mañana no se quieren levantar, pero tal y como explica el pediatra Eduardo Rodero, «hay que hacerlo poco a poco. Quince días antes de empezar las clases se les debe levantar un poco antes, y cada día diez minutos más pronto... Así, también por la noche se irá adelantando la hora de acostarse».
Los primeros días los pequeños se quejarán y argumentarán que no tienen sueño a la hora de irse a la cama, pero hay que ser inflexible. Aunque no se duerman, que se queden en el lecho leyendo un libro y relajándose. Se trata de acostumbrarse a que el final del día llega y que el cuerpo identifique la hora de descansar.
El pediatra alerta sobre las tablets y videojuegos. «No deben utilizarse al menos una hora antes del momento de irse a dormir. La luz que emiten los dispositivos LCD confunde a la mente y le hace creer que es de día, además de excitar los niños».
Por su parte, el doctor Gonzalo Pin, pediatra y médico especialista Universitario en Medicina de los Trastornos del Sueño, resalta la importancia de respetar las horas de sueño en cualquier edad: «Hasta los cinco años el sueño es esencial para el desarrollo cognitivo. Durante esta etapa los pequeños están la mitad del tiempo dormidos y la mitad despiertos, y hasta la adolescencia el sueño ocupa el 40% del día. Es necesario que los niños duerman, al menos, 10 horas cada noche en sus primeros años de vida. La falta del descanso repercute en la conducta y en la actividad».

Horas de sueño que necesitan según su edad

Hasta el año. El recién nacido duerme de 16 a 17 horas: 9 horas por la noche y el resto por el día. Con el tiempo las horas de sueño se reducen. A los tres meses, el bebé necesita descansar 15 horas y al cumplir un año 13 ó 14: 11 horas de noche y 3 por el día. Leer más: ¿Cuánto necesitan dormir los bebés?
De 1 a 3 años. Cada niño debería dormir entre 10 y 13 horas al día. Entre el segundo y el tercer año, la mayoría de los niños abandonan la siesta.
Entre los 4 y 5 años. Duerme de 10 a 12 horas por la noche. Ya no necesitan la siesta, pero es bueno que descanse un ratito después de la comida.
A partir de los 6 años. Las necesidades de sueño van disminuyendo una hora cada año. Entre los 6 y los 8 años, el niño necesita de 11 a 12 horas de sueño, y con 10-12 años, unas 10 horas.
De los 7 a los 11 años tienen el sueño regulado y deben dormir una media de 10-11 horas.
De los 12 a los 17 años, los hábitos vuelven a cambiar: los adolescentes de todo el mundo tienen a retrasar la hora de acostarse lo que se traduce, en época escolar en menos horas de sueño, pero si no tienen que madrugar, a estas edades pueden dormir doce horas tranquilamente.

FUENTE: http://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-como-lograr-ninos-recuperen-rutina-sueno-despues-vacaciones-201709041724_noticia.html

domingo, 28 de mayo de 2017

lunes, 15 de mayo de 2017

DE PRIMARIA A SECUNDARIA: DE SER LOS MAYORES, A SER LOS PEQUEÑOS

Nuevos compañeros/as, nuevos profesores/as y nuevas asignaturas, unidos a los cambios físicos y psíquicos que experimentan nuestros alumnos/as en el paso a la adolescencia, hacen de este cambio un paso muy importante.Durante esta etapa, más que en ninguna otra, es fundamental el apoyo y colaboración de las familias para contribuir al éxito de sus hijos.
 
aulaplaneta.com
Cambios académicos:
* Horario más extenso: Jornada escolar más larga.
* Mayor número de asignaturas y más especializadas.
* Profesores especialistas.
* Aumento de peso de los contenidos conceptuales.
* Mayor exigencia de  autocontrol en el aula.
* Necesidad de más trabajo personal.
* Incrementar el tiempo de estudio en casa.

Cambios en los alumnos:
* Desarrollo de la pubertad hasta la adolescencia
  • “¿Quién está dentro de mi hijo?”
* La adolescencia implica:
  • Búsqueda de identidad
  • Exigencia de una mayor independencia 
  • Inestabilidad afectiva
  • Nuevos intereses que, en muchos casos, pueden chocar con los estudios.

Consejos a padres y madres:
  • Mantener contacto fluido (entrevistas) con el tutor y con los profesores.
  • Comunicarse con los hijos/as, transmitirles seguridad, enseñarles que deben complementar libertad con responsabilidad.
  • Favorecer un lugar apropiado de estudio y mostrar técnicas y hábitos de estudio acordes a las nuevas exigencias.
  • Planificación (real) semanal del estudio.
  • Tener presente el calendario de exámenes.
  • Motivarles y reforzar los logros por pequeños que sean. 
  • Ser positivos ante los posibles fracasos académicos y buscar soluciones.
  • Cuidar la alimentación y el descanso: horas de sueño, un buen desayuno…
  • Mantener (y potenciar) actividades extraescolares: deportivas…
  • Control parental de Internet.
  • “Seguir siendo padres, no dejarles huérfanos”.
  • Las opiniones de la familia y de los adultos son todavía válidas si no se “imponen”, si se ofrecen como opinión y se le deja “decidir”.
El cambio, como vemos, es vital; por ello es de suma importancia el apoyo y la implicación de las familias y su coordinación con el profesorado para conseguir una adecuada acomodación a la nueva etapa.

FUENTES:




lunes, 24 de abril de 2017

PRESENTACIÓN EvAU UNIVERSIDAD COMPLUTENSE MADRID

Presentación realizada por la Universidad Complutense donde se explican todos los aspectos necesarios de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) en el curso 2017-2018: Fechas, estructura, calificación de acceso a la Universidad, nota de admisión, preinscripción y admisión, adjudicación de plazas, etc.

CLICK EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA PRESENTACIÓN

jueves, 6 de abril de 2017

ALIKE

Publicamos el cortometraje animado Alike. La cinta ganó el Goya al mejor cortometraje de animación en 2016. Plantea en 8 minutos la relación de un padre (Copi) y un hijo (Paste) en medio de la vorágine de pautas y normas que impone el día a día. Se trata de "una reflexión sin querer adoctrinar" y hace referencia al sistema educativo, pero también a las relaciones familiares. El corto se ha cedido a la base de datos del Ministerio de Educación para que los profesores puedan acceder a él de forma gratuita y se lo muestren a sus alumnos.


domingo, 2 de abril de 2017

5 CONSEJOS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON TUS HIJOS


Reproducimos parte de un interesante artículo que hemos leído en Revista Educación3.0


Nos guste o no somos un modelo para nuestros hijos en todo lo que hacemos. Ellos aprenden de nosotros no solo con aquello que decimos, con nuestro lenguaje verbal, sino más aun con aquello que dicen nuestros hechos y nuestra actitud hacia las cosas.


1.-Tomar conciencia de tu estado de ánimo.
¿Quién no se ha llevado alguna vez los problemas a casa? ¿O ha tenido una salida de tono con alguien ajeno al problema? ¿Te has encontrado cansado y harto, no muy dispuesto a una conversación comprensiva? Nuestra comunicación no es la misma si hemos tenido un día difícil de trabajo, si estamos estresados, con prisas o enfadados. Poner atención en nuestro estado de ánimo nos ayudará a tomar distancia y ser más conscientes de con quien estamos hablando y desde dónde es nuestra comunicación.

2.-Cuánto reconoces y cuánto riñes. 
Dicen los expertos en motivación que se necesitan al menos 5 reconocimientos positivos por cada crítica, para que la persona se sienta en equilibrio y valorada. La verdad es que cuando se acaban algunos días, sobre todo a la hora de finalizar tareas del cole, baños, cenas, cama… posiblemente la balanza no quede tan equilibrara como debería. Las valoraciones, el reconocer las cosas buenas del día pesan menos que las prisas, el hacer esto o terminar lo otro… ¿Cómo lo llevaríamos nosotros, los adultos ante alguien que nos tratara así?

3.-Habla su mismo lenguaje.
La comunicación entre dos personas es como un baile en pareja y para eso es necesario ir al mismo ritmo, y muchas veces nos encontramos  con nuestros hijos bailando distintos ritmos. Ellos están en una melodía tranquila y centrados y tú llegas con tus prisas bailando un rock and roll. O al revés tu estas ya agotada, cansada oyendo un Valls y ellos están con un hip hop a todo volumen. Prueba a acompasar su ritmo y verás unos resultados increíbles, lo que en psicología se llama “rapport” de la comunicación.

4.-Conoce más sobre ellos, qué es lo que les interesa.
Conocer en la etapa que están nuestros hijos, y prestar atención a sus intereses nos abre una puerta a la comunicación creando una complicidad maravillosa. Si les gusta el futbol, sorpréndele, y apréndete el último fichaje o rumor del banquillo de su equipo de fútbol y cuéntale esa noticia en primicia que él no conozca, hará que se habrá un universo  de posibilidades a la comunicación, a la vez que te permita abrir tu campo de conocimiento a facetas que jamás pensaste…

5.-Verdadera actitud de escucha.
Alguna vez mis hijos me han dicho “Mamá te cuento una cosa si me prometes que no te vas a enfadar” o “te cuento una cosa pero si no hablas hasta que yo acabe”… y luego hablas. Esto me hace tomar conciencia de que escuchar es acoger, es recibir al otro, es un permitir que se abran a ti, sin juicios ni represalias. Es generar una comunicación de confianza, poner una red a la caídas de tus hijos, que las habrá, pero que también sabrán que pueden contar-te contigo.

AUTOR: Beatriz de frutos es licenciada en psicología, coach ejecutiva y especialista en Mindfulness y Reducción de Estrés.

domingo, 26 de febrero de 2017

EVALUACIÓN DE BACHILLERATO 2017, LA NUEVA PAU: EvAU

Publicamos una presentación realizada por la Orientadora de la Comunidad de Madrid Nuria Palao @ItinerariosEduc en el que recoge la información sobre  la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EvAU), la prueba que sustituirá a la PAU en el curso 2016-2017.  



NOTA IMPORTANTE: Toda la información que se expone en la presentación es un resumen de la que se puede obtener en  la ORDEN ECD 1941/2016 del 22 de diciembre y de la normativa vigente y en la normativa correspondiente, tiene un carácter puramente informativo y no es vinculante. Ante cualquier discrepancia con la página web anterior, prevalece la información dada por esta última, que es la fuente oficial.

lunes, 13 de febrero de 2017

BLANDITOS

Nos hemos encontrado en la prensa del este fin de semana este artículo firmado por Irene Villa  @_IreneVilla que nos ha gustado porque va en la línea del último taller de padres que dimos en el Departamento de Orientación Educativa. 





La periodista Irene Villa. Foto: JAVIER SALAS

Se habla ya de una generación de blanditos: niños, adolescentes y jóvenes con poca tolerancia a la frustración por estar hiperprotegidos y que resultan poco resolutivos, pero lo más triste es que la responsabilidad de la aparición de esta descendencia de dudosa fortaleza recae en los propios padres. ¿En qué nos estamos equivocando? Creo que hemos pasado de "la letra con sangre entra" a "no le digas eso al niño que le traumatizas". De un tiempo a esta parte, la mayoría de los progenitores justifican todo lo que sus hijos hacen, y así no les están haciendo ningún favor. Cuando son pequeños y tienen rabietas o se ponen agresivos es porque, ¡pobrecillos!, algo les habrá molestado o simplemente ¡son chiquillos!; más adelante, si no estudian es quizá porque el profesor no les motiva o se aburren en clase; después, si comienzan a beber o a fumar es porque sus amigos también lo hacen..., y al final no es tan descabellado escuchar comentarios como el de la madre del conductor del autobús escolar siniestrado en Fuenlabrada el mes pasado que dio positivo en un test de droga, quien dijo: "Tomó cocaína el viernes, como cualquiera". Una justificación más, como las que se tienden a decir cuando nuestros hijos hacen lo que socialmente no se espera de ellos: "Se dejó llevar" o "lo hizo sin pensar".
Más que consentir, aguantar, defender o hasta justificar la conducta de nuestros hijos, creo que hemos de crear en ellos un profundo sentimiento de responsabilidad, autonomía y compromiso, o conseguiremos que sigan manteniendo conductas inmaduras o negligentes de por vida. Decirles que son especiales, darles lo que se les antoje, solo crea personas caprichosas e impacientes, algo dañino para los padres, también para la sociedad, pero sobre todo muy perjudicial para ellos mismos, que no tienen las herramientas ni las habilidades sociales necesarias para afrontar la adversidad. Démosles motivos para que se quieran, sean pacientes y perseveren, así al menos dejarán de ser tan blanditos.
AUTOR: IRENE VILLA