lunes, 25 de mayo de 2015

DE PRIMARIA A SECUNDARIA: DE SER LOS MAYORES, A SER LOS PEQUEÑOS

Nuevos compañeros/as, nuevos profesores/as y nuevas asignaturas, unidos a los cambios físicos y psíquicos que experimentan nuestros alumnos/as en el paso a la adolescencia, hacen de este cambio un paso muy importante.Durante esta etapa, más que en ninguna otra, es fundamental el apoyo y colaboración de las familias para contribuir al éxito de sus hijos.
 
aulaplaneta.com
Cambios académicos:
* Horario más extenso: Jornada escolar más larga.
* Mayor número de asignaturas y más especializadas.
* Profesores especialistas.
* Aumento de peso de los contenidos conceptuales.
* Mayor exigencia de  autocontrol en el aula.
* Necesidad de más trabajo personal.
* Incrementar el tiempo de estudio en casa.

Cambios en los alumnos:
* Desarrollo de la pubertad hasta la adolescencia
  • “¿Quién está dentro de mi hijo?”
* La adolescencia implica:
  • Búsqueda de identidad
  • Exigencia de una mayor independencia 
  • Inestabilidad afectiva
  • Nuevos intereses que, en muchos casos, pueden chocar con los estudios.

Consejos a padres y madres:
  • Mantener contacto fluido (entrevistas) con el tutor y con los profesores.
  • Comunicarse con los hijos/as, transmitirles seguridad, enseñarles que deben complementar libertad con responsabilidad.
  • Favorecer un lugar apropiado de estudio y mostrar técnicas y hábitos de estudio acordes a las nuevas exigencias.
  • Planificación (real) semanal del estudio.
  • Tener presente el calendario de exámenes.
  • Motivarles y reforzar los logros por pequeños que sean. 
  • Ser positivos ante los posibles fracasos académicos y buscar soluciones.
  • Cuidar la alimentación y el descanso: horas de sueño, un buen desayuno…
  • Mantener (y potenciar) actividades extraescolares: deportivas…
  • Control parental de Internet.
  • “Seguir siendo padres, no dejarles huérfanos”.
  • Las opiniones de la familia y de los adultos son todavía válidas si no se “imponen”, si se ofrecen como opinión y se le deja “decidir”.
El cambio, como vemos, es vital; por ello es de suma importancia el apoyo y la implicación de las familias y su coordinación con el profesorado para conseguir una adecuada acomodación a la nueva etapa.

FUENTES:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada